Tolstoi y el Sentido de la vida

Han pasado muchos años, pero aún recuerdo aquella sensación de angustia. Fue la primera vez que leí cierto texto de Tolstoi, de su obra “Confesión”. Eran unos párrafos que recreaban la vieja fábula del viajero, un exemplum en torno a la desesperación y el sinsentido de la vida. Un texto con resonancias existencialistas, al parecer de origen hindú aunque cristianizado y recogido en diversos libros medievales.

El pozo de Tolstoi

Tiempo ha se conoce la fábula sobre un viajero que, en la estepa, es sorprendido por una fiera enfurecida. Para ponerse a salvo, salta a un pozo seco en cuyo fondo ve a un dragón con las fauces abiertas dispuesto a devorarlo. El infeliz, no osando salir por no morir en las garras de la bestia enfurecida, ni osando bajar por miedo a ser devorado por el dragón, se agarra a las ramas de un matojo silvestre que crece en las grietas del pozo.

sentido de la vida

Sus brazos van perdiendo fuerza y siente que antes o después tendrá que abandonarse a la muerte que lo acecha desde ambos lados. Pero sigue agarrándose, y entonces ve que dos ratones, uno blanco y otro negro, roen el tronco del arbusto girando con regularidad a su alrededor. De un momento a otro, el arbusto se romperá y el viajero caerá en las fauces del dragón. El viajero sabe que inevitablemente perecerá. Pero de momento está suspendido, busca y entre las hojas del arbusto encuentra unas gotas de miel que alcanza y lame con la lengua.

El sin-sentido de la vida, una broma cruel

¿Reconoces todo el simbolismo presente en este relato de desesperación? El autor nos lo explica luego con bastante claridad, aunque nada tranquilizador:

…Del mismo modo, yo me agarro a las ramas de la vida, sabiendo que inevitablemente me espera el dragón de la muerte listo para despedazarme. Y no puedo entender por qué estoy en este suplicio. E intento chupar la miel que antes me consolaba, pero esta miel ya no me alegra. Y los ratones blanco y negro (día y noche) roen imparables la rama en que me sostengo. Sólo veo el dragón inevitable y los ratones, y no puedo apartar de ellos la mirada.

Tolstoi finalizaba su relato con otra cruda frase: “Y esto no es una fábula, es la verdad auténtica, incuestionable y que cualquiera entiende”.

Era aquel Tolstoi existencial y racionalista que ya antes había definido su vida como “una broma estúpida y cruel”.

sin sentido

 

Sentido y Esperanzas

Años después lo supe: También sería el mismo Tolstoi quien, sin salir de su existencialismo pero recuperando la esperanza, se atrevió a hacerse esa pregunta clave: ¿Tiene algún sentido mi vida? Miró desde el pozo hacia arriba y comenzó a hallar respuestas, hasta encontrarse con “el conocimiento del sentido de la vida humana, gracias al cual el hombre no se aniquila, sino que vive”.

 


TECNOLOGÍA DE VALORES

BÚSQUEDA DE SENTIDO = (Esperanza)  Buscar y descubrir la propia individualidad y el sentido de la propia existencia.

CREENCIAS / FILOSOFÍA = Adherirse a un sistema de creencias o conjunto de principios establecidos que guíen tu vida y tus acciones.

TRASCENDENCIA = Ejercitar la disciplina y el distanciamiento espirituales para poder experimentar una perspectiva global sobre la vida y sobre la propia misión.

[definiciones cortas originales del modelo Hall-Tonna, según adaptación de Elexpuru y cols. (2002) Universidad de Deusto] 


  

Me quedé mucho más tranquilo: Hasta en la desesperación del pozo de la vida podríamos, deberíamos buscar Sentido. Aún en esas circunstancias resulta posible la Esperanza. Claro que no es tan simple, pues hay que ir a por ella. Pues, como dijo otro genio…

“Las esperanzas, sedentarias, se dejan viajar por las cosas y los hombres, y son como las estatuas: hay que salir a buscarlas, porque ellas ni se molestan…”   (Julio Cortázar)

Os dejo. Se me hace tarde y tengo que salir a buscar mis próximas esperanzas.

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 Compartir
Compartir6
Compartir
Twittear